Luego que Roseanne Barr, hace un par de días, se excusara por un tweet de contenido racista alegando efectos secundarios del medicamento “Ambien”, producido por el laboratorio Sanofi, la empresa fabricante dio una respuesta que podríamos calificar de recíproca y proporcional,  utilizando el mismo medio e incluyendo un mensaje contundente, aunque no exento de un toque de “humor” o “elegante sarcasmo”. La respuesta de la empresa ha generado un gran impacto en positivo para ella, mientras que Roseanne Barr ha recibido, además de un consistente rechazo, la cancelación de su contrato con la cadena ABC. Un ejemplo mas de la relevancia del mensaje y su impacto en las redes sociales.